Asociación Española de Técnicos de Enfermería, Emergencias, Sanitarios y Sociosanitarios

AETESYS Andalucía insta a cumplir el protocolo de traslado y acompañamiento al servicio de urgencias del hospital.

Jun 15, 2022 | Comunicados, Histórico, Noticias

COMUNICADO

DELEGACIÓN ANDALUCÍA

Desde la delegación de AETESYS en Andalucía, nos hacemos eco de una realidad que está sucediendo  a diario en nuestra Comunidad Autónoma, la cual pone en peligro a pacientes y a los profesionales  sanitarios, estos últimos enfrentándose a graves problemas judiciales. 

Con frecuencia, muchos profesionales de la “Red de Transporte Sanitario Urgente”, son activados para  asistir y si se requiere, trasladar a pacientes de centros institucionalizados, en su mayoría residencias,  y llevarlos a los servicios de urgencias del hospital correspondiente. Todo esto, sin la presencia de  ningún personal designado por estas residencias que acompañe a sus usuarios. 

Existe un protocolo Nacional que desde AETESYS hemos estudiado detenidamente, llamado  protocolo de traslado/ acompañamiento al servicio de urgencias del hospital, perteneciente al  Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (secretaria de Estado de Servicios Sociales e  Igualdad) publicado en la Edición 2 a fecha de 07.04.2015, elaborado por la Subdirección General  de Gestión, revisado y aprobado por el Grupo de Trabajo Asesor de Ética Asistencial de los Centros  del Imserso (GT). 

En el apartado 7 B, con respecto a las “Intervenciones previas al traslado de una persona  institucionalizada” se indica claramente que es necesario

“Avisar a la familia de la derivación de la persona usuaria al Servicio de Urgencias para que pueda acompañarlo al Hospital. En caso de no tener familia o de que esta no pueda acompañarle, se asignará una persona del equipo de atención directa más adecuada para acompañar a la persona usuaria, según su estado. El profesional que, en su caso, acompañe a la persona usuaria, permanecerá en el Hospital hasta la llegada de la familia (si esta ha dicho que acudiría a urgencias) o hasta que sea informado, por parte del médico de urgencias del Hospital, de que la persona usuaria permanecerá en observación, en Hospital de Día, o ingresado en planta. 

Además, en el Apartado 7C de este documento se específica que: 

El profesional que acompañe a la persona usuaria, se hará cargo de la documentación  anteriormente mencionada” 

Ante la especificación clara y rotunda de cómo actuar antes y durante el traslado de un paciente  institucionalizado dada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el cual avala el  protocolo y le implica la legalidad correspondiente, se dan situaciones que contravienen dicho  protocolo poniendo en riesgo la salud y seguridad del paciente, así como comprometiendo la integridad  física y psicológica tanto del paciente como del personal Técnico Sanitario en cuestión.

 Debemos recordar, que el único supuesto existente para que no se acompañe al paciente  institucionalizado, es cuando el traslado lo realiza un SVA, o en su defecto un SVB. Desgraciadamente,  en Andalucía, esta segunda circunstancia es casi imposible que se pueda producir, ya que casi la  totalidad de los antiguos SVB han sido sustituido por unas ambulancias llamadas A1EE, las  cuales, no cumplen con la legalidad vigente que establece el ̈Real Decreto 836/2012, de 25 de mayo,  por el que se establecen las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de  personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera ̈. Reduciendo a un solo Técnico en  Emergencias Sanitarias (a partir de ahora TES) su dotación en términos de personal, no solo se perjudica  la atención sanitaria que se le presta al paciente, sino que se puede poner en riesgo al mismo profesional.

Obligándole, de hecho, a realizar un servicio de urgencias sin la indispensable ayuda de un segundo  Técnico, así como está previsto por ley en un SVB. 

Desgraciadamente, con frecuencia, vemos que estos traslados se efectúan sin respetar este protocolo,  de hecho, muchas de estas instituciones (principalmente privadas o concertadas), presumiblemente para  ahorrar dinero, no tienen ningún personal previsto para estas ocasiones. Esto conlleva que, en el mejor  de los casos, los equipos de enfermería responsables en ese momento, se vean obligados a sustraer de  la plantilla activa a un trabajador, dejando la residencia con menos personal (la gran mayoría bajo mínimos) que se tendrá que hacer cargo también de las tareas de este compañero designado como  acompañante. 

Todo esto en lugar de contratar a más Técnicos en Cuidados de Enfermería, los cuales resultan,  queremos recordarlo una vez más, una figura clave en el desarrollo de la vida diaria de dichos centros  atendiendo a nuestros pacientes y familiares. 

Un TES en una ambulancia A1EE que acuda a un servicio de este tipo en una residencia que no ponga a disposición ningún acompañante, después de preparar al paciente se dispondrá a conducir dejando al usuario en el habitáculo asistencial de la unidad, sin que haya nadie que pueda reevaluar su estado de  salud durante el traslado y hacer frente a posibles empeoramientos de su estado de salud y/o  complicaciones. 

Desde nuestra Organización, en ningún momento, afirmamos que el TES se niegue a efectuar el traslado,  pero sí queremos que nos preguntemos si, como profesionales sanitarios que somos, estamos haciendo bien nuestro trabajo y, sobre todo, si lo estamos haciendo según protocolo y según la ley. 

Por ello desde AETESYS pedimos a la Junta de Andalucía y a la Consejería de Salud y Familias, que  facilite dicha información a los centros coordinadores y que exija su cumplimiento. En esto, los centros  coordinadores juegan un papel fundamental ya que son los responsables de gestionar los recursos que  van a los distintos avisos. Exigir la presencia del acompañante antes de pasar el aviso a la unidad  designada para el traslado, no solo permitiría que el personal TES en un posible delito por  desconocimiento, sino que optimizaría los tiempos de gestión de los recursos y claramente, velaría por  la seguridad del paciente impidiendo que este pueda ser trasladado sin acompañante. 

Desde la Delegación de AETESYS en Andalucía nos vemos en la obligación, como organización Nacional, de defender y garantizar que los Técnicos Sanitarios a los cuales representamos desarrollen  su asistencia sanitaria sin verse en un juzgado, viviendo situaciones tan desagradables por la  impasibilidad y falta de recursos adecuados que sufre nuestra Comunidad Autónoma, valorando si  fuera necesario emprender cuantas acciones sean necesarias para garantizar la Salud y seguridad de  Pacientes y Profesionales. 

Actualmente, tenemos varios compañeros que se encuentran en procesos judiciales por incidencias  producidas ante traslados de pacientes institucionalizados: es el momento que la administración realice su trabajo: ningún usuario deberá ser trasladado sin acompañante. 

En la sanidad no todo vale y, lamentándolo, cuando llegan estas situaciones los eslabones más abajo  de la cadena son los que suelen caer primero y muchas veces los daños son irreparables. Con la salud  no se juega, ni con la nuestra ni con la de los demás. 

Porque #JuntosSomosMasFuertes y #AvanzamosContigo  #TesVisible