Blog

Tras un tiempo de cambios personales, me vuelvo a plantear otra reflexión. Los técnicos en Emergencias nos hemos unido tras la pandemia, estamos luchando por defender nuestros intereses, derechos y libertades que las empresas privadas del sector se han asegurado de quitarnos, luchamos también por el bienestar de cada uno de nuestros pacientes presentes y futuros. Mientras la patronal que nos representa acuerda con un indicato y solo con uno, un convenio el cual solo nos perjudica a los TES y por ende a nuestros pacientes, pues no olvidemos que cuando se abaratan gastos y se exprimen recursos, no solo se ve afectado el trabajador en este caso nosotros los TES sino que afecta aun mas directamente a las personas que mas nos necesitan en esos momentos, nuestros pacientes. El entorno pre-hospitalario ha día de hoy es un negocio para unos pocos, seguimos con convenios de transportistas, yo llego a pensar que cualquier día nos llaman para llevar paquetes urgentes.¡¡Basta ya!!, queremos que se nos reconozca ya como lo que somos, personal sanitario, especializados en la asistencia pre-hospitalaria, sin nosotros las ambulancias no podrían moverse, gran parte de las asistencias in-situ en domicilios, accidentes de trafico y un sinfín de etcéteras no se podrían realizar. No debemos olvidar que en todas y repito todas las ambulancias que se mueven en España estamos presentes. Cuando nuestro familiar o nosotros necesitamos la presencia de una ambulancia, bien sea para alguna cita programada o por una urgencia, la persona que va a estar ahí para atenderle es un TES. Nosotros trabajamos de manera interdisciplinar con médicos/a y enfermeros/a, conocemos las técnicas y prestamos un apoyo directo, en gran numero de ocasiones las ambulancias que vemos las gestionan solo TES, aun así la asistencia que damos es de calidad pues somos sanitarios y tenemos los recursos y medios para prestar esa asistencia. Ahora centrémonos en el presente Agosto de 2020, los datos en España de la pandemia asustan, muchos compañeros sanitarios han dado el 200% para luchar contra el Covid-19 estos meses atrás, muchos han perdido la vida en el camino ayudando a los demás, muchos y reitero muchos TES estuvieron al pie del cañón movilizando a miles de personas a los centros sanitarios y/o domicilios, sin Epis, sin información, solos en la batalla pero siempre con buena actitud hacia nuestros pacientes, muchos se contagiaron y fueron despedidos por ello, otros sufrieron una suerte peor perdiendo la vida. Pero mientras a ANEA y los sindicatos les
dábamos igual, contratos en practicas cobrando menos de lo que establece la ley como SMI, pero ahí estuvimos ¿ y ahora?, donde esta la gente apoyándonos, luchando por un sector prehospitalario digno, por una sanidad de calidad de principio a fin. No somos un negocio, ni unos cromos que se intercambian en partidas de cartas, somos la primera línea de batalla en la lucha por la vida y esas vidas no deberían de depender de lo inflado que ese mes tengan los bolsillos algunos. Nos vemos en la siguiente batalla por la vida y la vida que hay en juego es la de cada uno de nosotros, así que sumémonos por salvar muchas vidas.

 

Fdo: Pablo Muñoz